Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y personalizar nuestra comunicación en base a sus hábitos de navegación y preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

El primero jabón del mundo: el jábon de Alepo…

Los componentes

El jabón de Alepo es un jabón vegetal compuesto principalmente de aceite de oliva y laurel; ingredientes con muchas virtudes para la piel.

- Aceite de oliva
- Aceite de laurel que da al jabón un agradable aroma
- Hidróxido de sodio , permite endurecer el jabón
- Agua de manantial

 

Una elaboración artesanal

Se elabora de forma artesanal desde hace más de 2000 años en la Ciudad de Alepo en Siria. Su elaboración se mantiene igual que en los orígenes, combinando los métodos de producción más antiguos con productos naturales.

 

  

 

 

Los varios beneficios del jabón de Alepo

El jabón de Alepo no tiene colorantes, conservantes, perfumes ni productos químicos. Es completamente natural y biodegradable.

El aceite de oliva aporta a este jabón propiedades hidratantes y suavizantes, además evita el envejecimiento de la piel.
Bueno para todo tipo de piel, en especial pieles sensibles y pieles con problemas de psoriasis, dermatitis, acné o eczemas. Gracias al aceite de laurel, el jabón de Alepo tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias y antioxidantes. Se puede utilizar como jabón para la higiene diaria de la piel, como champú o como espuma de afeitado.

 

    

 

En la boutique Rituels d´Orient tenemos a disposición varios tipos de jabón de Alepo que tienen diferentes porcentajes de laurel para adaptarse a cada tipo de piel. Un jabón con 15% de aceite de laurel es recomendado para pieles sensibles y 35% para pieles secas.